Funciones y características de bolsa

Entre las muchas funciones que tiene la Bolsa, dos son las fundamentales:

A. Promover el ahorro y canalizarlo hacia la financiación de la economía, y;
B. Proporcionar liquidez a los inversores.

Como Organización, la Bolsa garantiza la seguridad jurídica y económica de lo acordado, además de suministrar información oficial de los precios.

Las funciones que realiza la Bolsa para el inversor son:

• Canalizar los ahorros de forma que permita, incluso al más modesto inversor, acceder a las actividades de medianas y grandes empresas.
• Dar liquidez a la inversión en valores, a través de un lugar o sistema donde comprar o vender títulos —cuanto más fácil sea comprar o vender un título más líquido es el mismo—.
• Propiciar liquidez, seguridad, rentabilidad y capitalización, según la situación de cada momento.
• Participar en la gestión de las empresas: la adquisición de acciones ordinarias da derecho a votar en la junta general de accionistas de la compañía emisora.
• Además, de alguna forma, esta institución también permite, incluso, encontrar un refugio contra la depreciación monetaria en épocas inflacionistas.

Las funciones que realiza la Bolsa para el empresario:

• Hacer de nexo de unión entre los mercados de dinero y capital.
• Facilitar la obtención de recursos financieros a largo plazo, reduciendo el endeudamiento.
• Reducir el coste de financiación por tener menor coste que otras alternativas financieras.
• Mejorar la imagen y el prestigio de la empresa.

Las repercusiones económicas de la Bolsa:

• Favorece la financiación empresarial, pues se convierte en un elemento de expansión y crecimiento económico. Es una fuente de financiación para las empresas, ya que estas pueden solicitar recursos a los ahorradores, mediante la realización de ampliaciones de capital.
• Refleja la marcha de las empresas, valorando los activos financieros que se negocian y, por tanto, la gestión empresarial. Gracias a las variaciones de las cotizaciones —precios de compra fijados por acuerdo entre los compradores y los vende- dores— se conoce el valor concedido, por el Mercado, a las acciones a lo largo del tiempo.
• Actúa, en definitiva, como barómetro de la economía nacional, porque los movimientos de las cotizaciones y de los índices resultan muy sensibles a la situación económica y a las previsiones existentes sobre el comportamiento futuro de la economía. El índice general de la Bolsa refleja, en general, la confianza o desconfianza de los inversores en el futuro de la economía.

Las principales características de la Bolsa como mercado hipotéticamente perfecto son:

• Mercado perfecto: en teoría la Bolsa es considerada como un mercado casi perfecto ya que cumple tres requisitos básicos: ningún operador tiene capacidad de influir en los precios; cualquier participante tiene igual acceso a la información; y cada inversor conoce el mejor precio al que puede comprar y vender. Si bien, en la práctica, se dan circunstancias que impiden que esta situación se cumpla plenamente, sobre todo por lo que respecta a la información. El elevado coste de un estudio empresarial o del mercado impide que todos los datos de los que se puede disponer no estén al alcance de todos.
• Mercado libre: jurídicamente es una institución regida por una sociedad anónima y donde el Estado únicamente actúa como supervisor.
• Mercado transparente: el público tiene posibilidad de conocer todas las propuestas de negocio existente.
• Mercado eficiente: la nueva información disponible se refleja inmediatamente en los precios.